Nos vemos en el camino

Éste inicio de año a sido muy movido desde el primer día y es que, con las nuevas clases en Prana Yoga, son demasiadas cosas las que tenia que dejar listas, investigar, hacer y des-hacer.

Todos los inicios siempre me han gustado, aun con el estrés que conlleva dejar todo listo, en lo personal en mis clases de ashtanga yoga han llegado personas nuevas que me han marcado, pero en este post hablare de una persona en especial.

Creo en el camino que vamos todos transitando en esta vida, nos topamos con gente que marcan nuestro camino, y digo que todos nos marcan porque desde mi punto de vista, así es… nada es casualidad, desde que inicie con Prana Yoga, en ocasiones me cuestionaba porque me llegaban varios casos de personas con problemas tales como esclerosis, lesiones fuertes y me ponían ahora si que a dudar de mis conocimientos, pero entendí definitivamente que uno atrae las cosas y en este caso ,puedo decir después de un año en esta aventura de impartir clases de yoga, AGRADEZCO infinitamente estas personas que me han llegado, porque me han puesto a estudiar, investigar y crecer como maestra , pero más como ser humano porque me han dado ejemplos de perseverancia y de agradecimiento en lo que tengo que mi vida.

A finales del año pasado me llego el caso más bonito, más retador para mi, me llego una persona con un cáncer avanzado, un cáncer en cabeza .. ufffff cuando me comento lo que tenia y en la platica previa que tengo con mis alumnos… dentro de mi dije PORQUE, PORQUE ME LLEGAN ESTOS CASOS, pero decidí aventarme con esto, le informe de lo que era ashtanga y que tomara su clase y ella decidiera si se quedaba o no, le di su clase y quedo encantada de inmediato me dijo ME QUEDO, ese ME QUEDO ….  marco algo muy importante en mi vida, terminando esa clase me dedique a investigar sobre modificaciones de posturas para ella, sobre como afectaba este tipo de cancer en su progreso para el yoga, etc.

Pues creo que todo lo que investigue fue en vano, porque ahí aprendí que puede uno investigar y leer y hacer todo, pero al final cuenta más una actitud que un conocimiento (en algunos casos), esta persona a sido una persona tan entregada a su practica SIN FALTAR A NINGUNA DE ELLAS, en ocasiones me llagaba con jeans o súper arreglada porque tenia que ir a una parte pero antes pasaba por su clase de yoga.

Bueno, la clases con ella me pusieron a trabajar un poco en la paciencia.. ¿Porque en la paciencia?… bueno pues porque a pesar de que ashtanga yoga es una secuencia de posturas que  al final de un mes creo yo, ya uno se memoriza hasta la postura en la que vas, este no era su caso, diario tenia que recordarle cual era cada postura, de inicio fue algo que me estresaba de sobre manera, pero poco a poco fui soltando ese estrés y empecé a dedicarle el tiempo y la atención como debe de ser.

En un mes fue una transformación INCREIBLE de esta persona, inicialmente llego con una actitud  de coraje, enojo, su cara era muy tensa, no hablaba con nadie … cosa que a mi también me estresaba, porque en ocasiones algunos compañeros de clase decían que sentían como muy “rara su vibra”, y ahí es donde también entra el verdadero trabajo de uno como maestro, armonizar los grupos y crear un ambiente amigable, conforme pasaba el tiempo veía como su cara, sus facciones, cada vez se hacían más ligeras, como cada vez sonreía un poco mas, como iba cambiando su actitud con los demás, y ya llegaba y por lo menos decía buenas tarde.

Al cabo de dos meses, era la persona mas amigable, ya platicaba con todos, me hacia uno que otro “chascarrillo”, su cuerpo cada vez era mas ligero y su cuerpo cada vez ella lo sentía mas ligero y mejor, tanto así, que me comento que sentía que estaba respondiendo mejor a las “quimios”, pues terminando el segundo mes, me comento que sentía de nuevo cosas raras en su cuerpo y que le habían mandado hacer de nueva cuenta estudios, pues se los hizo y justo esta semana se acaba de despedir de mí, porque efectivamente el cancer volvió y tenia que someterse por un mes aproximadamente de nueva  cuenta a radios y “quimios”.

La forma en la que se despidió, la forma en que me agradeció ese tiempo PUEDO DECIR QUE ME DEJO SIN PALABRAS …  llego y al inicio de la clase me comento que iba a ser su ultima clase y el porque de esto, y renegaba un poco de todo la situación, se me hizo un nudo en la garganta que todavía al recordar se me hace, ofrecí esa clase por ella, dijimos el mantra inicial y se me cortaba la voz, durante la clase mis pensamientos eran PORQUE PASA ESTO, terminamos la clase y nos dimos un abrazo, enrollo su matt y me dijo … “aquí lo voy a dejar, porque en un mes acá nos vamos a ver” …. uuupaaaaaa estaban las lagrimas a punto de salir de mi ojos y le dije … ESOOOOO !!! ACA NOS VEREMOS

Ese día justo cuando entro al shala, vio unas rosas blancas que tenia en el altar de prana yoga y me dijo .. “que bonitas flores” …. pues justo cuando termine la clase me llego a la mente una frase que justamente tenia yo en el altar, y es donde vuelvo a decir nada es casualidad, así que cuando estaban ellas en su relajación salí del shala tome esa rosa que tanto le gusto y esa tarjeta que por fortuna estaba ahí y se las di .. la vio y me dijo .. “no alcanzo a ver que dice “y se la leí .. y esa tarjeta decía esto :

FullSizeRender-10.jpg                                      P.D Disculpen el dibujo, no soy muy buena dibujando jaja

Nos abrazamos y creo que con la mirada nos dijimos más que con la palabras … y se que con mi mirada le dije GRACIAS !!! .. la abrace y le dije NADA ES CASUALIDAD Y PARA MI ES UNA BENDICION QUE LLEGARAS AQUI Y ME ESCOGIERAS COMO TU MAESTRA, se fue ella, pero dejo en ese shala una maestra con un sentimiento enorme de agradecimiento, una maestra con un nudo enorme en la garganta y una maestra con un aprendizaje humano muy grande.

Ahora puedo decir GRACIAS, GRACIAS POR DARME LA OPORTUNIDAD DE CONOCER ESTA GENTE, DE AYUDAR AUNQUE SEA UN POCO, DE CREAR UN CAMBIO INTERNO EN LAS PERSONAS,… PERO SIN DUDA ELLA ME ENSEÑO MAS A MI QUE LO QUE YO LE PUDE HABER ENSEÑADO A ELLA.

Ella me enseño, a agradecer cada día de mi vida, agradecer que tengo salud, a ser positiva aun cuando las cosas estén mal, a que una cara dura no es significado de que son personas sin sentimientos, a entender que cada persona o cabeza es efectivamente un mundo y nadie sabemos por todo lo que esta pasando la demás gente, me enseño a tener paciencia  pero sobre todo me enseño el significado real de lo que es ser UN MAESTRO DE YOGA, no es hacer malabares, no es hacer el parado de cabeza perfecto, el arco perfecto, las posturas de la segunda, tercera serie, NO, ser maestro es enseñarle a las personas a sonreír y a encontrar dentro de ellas esas cosas y esas razones por las cuales deciden regresar a su clase y sonreír y creo lo logre con ella y ella lo logro conmigo

GRACIAS SEÑORA LORENA … NOS VEMOS EN EL CAMINO Y POR ACA NOS VOLVEREMOS A VER EN UN MES 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s